Programa general para una exitosa adaptación a Los audífonos

15 Febrero, 2015 0 By Audiphone

Es de esperar que cada paciente individual reaccione de manera diferente frente a la pérdida auditiva y uso de un audífono, dependiendo de su personalidad básica. Es obvio que la reacción de los pacientes a la adaptación de sus audífonos y/o tratamientos de rehabilitación varía mucho y el clínico responsable tiene que estar preparado para las diferentes reacciones, pronosticándolas y adaptándose a ellas. En nuestra empresa estamos preparados para esto. Por lo que sugerimos se cumpla el siguiente PROGRAMA DE ADAPTACiÓN que dura un mes:

PRIMERA SEMANA.- Use sus audífonos por lo menos de 3 a 4 horas al día. Úselos en ambientes tranquilos y sin ruidos. Escuche una voz conocida o lea en voz alta para que pueda oír los sonidos de la conversación y se acostumbre al sonido de su propia voz. Seguramente usted escuchará sonidos del ambiente que antes no escuchaba, préstele atención y aprenda a reconocerlos. Esto requiere resolución y constancia de su parte.

No trate de usar sus audífonos en ambientes ruidosos, reuniones, grupos ni en exteriores en esta primera semana. Aunque usted se sienta cómodo de usar los audífonos por más horas, recomendamos no hacerlo, ya que no solo hay que acostumbrarse a los ruidos, sino también al material en contacto con la piel de la oreja, ya que todo elemento nuevo en contacto con la piel puede causar rechazo, originando la aparición de algún tipo de eczema o irritación.

SEGUNDASEMANA.- Use sus audífonos 5 a 6 horas al día. Al final de la segunda semana arriesgue y experimente, trate de usarlos en pequeños grupos de 3 o 4 personas, salga al exterior, escuche el sonido del viento en los árboles, el canto de los pajaritos y los demás sonidos del ambiente que se estaba perdiendo.

TERCERA SEMANA.- En esta etapa es importante que use sus audífonos por los menos 8 horas al día, aunque usted este solo ya que deseara estar al tanto de lo que sucede a su alrededor. Muchos de los sonidos cotidianos como el timbre de la puerta y de los teléfonos son los que tal vez no pueda oír sin sus audífonos. Escuche a varias personas hablar en lugares ruidosos. Escuche por teléfono.

CUARTA SEMANA.- Use sus audífonos todo el día desde que se levante hasta que se acueste. Escuche y trate de ubicar las fuentes sonoras con sus audífonos, pruebe otras situaciones más difíciles con ruidos de fondo, como restaurantes o la iglesia. Al final de esta semana usted debe estar acostumbrado como si fueran parte integrante suya. Y realmente debe extrañarlos cuando no los tenga puestos.